Contra viento, marea… y lluvia!

dua  4
Todo comenzó complicado… muy complicado!
Viernes 21:30hs, ya acostado luego de 2 días intensos, con todo organizado para el día siguiente. Debía encarar un nuevo desafío que consistía en participar del Duatlon Autódromo Oscar Galvez con un guía muy especial. Juan Manuel Geny, paratriatleta, quien hace muchos años perdió una pierna en un accidente. Ya habiamos practicado en el Circuito KDT pues Juan es mas bastante mas bajo y mucho mas liviano que yo, cosas que en el tandem hay que considerar.
Diana me llevaria al dua en su Stepway (en donde entra el tándem), luego tendríamos apenas una media hora para hacer un poco de sociales, notas, cambiarme y salir rápido para dar una charla que comenzaba a las 17:30hs a unos 40km del autódromo.
Todo planeado… todo bajo control…
Ring, ring, teléfono…. Diana recibe una noticia que la obliga a cambiar de planes, y no solo de ella, sino también de la camioneta!!!
A esa hora de la noche… como resuelvo la logística para la mañana siguiente??? El tandem es muy difícil de transportar, la mayoría de los vehículos no son aptos. Por suerte, el Profe Fede Rodriguez, quien también iba a correr, se ofreció en forma desinteresada (aunque recibió unos KitKat de soborno), a venir ese mismo día a la medianoche a mi casa, desarmar el tandem, cargarlo en el techo de su auto a su casa para luego llevarlo al autódromo y después de la competencia devolverlo nuevamente. Un capo FEDE !!!!
Primer tema resuelto.
El segundo tema era como iba a llegar al autódromo y luego a Ezeiza en donde debía dar la charla. Por suerte, mi mamá me presto el auto y mi escritora favorita, Ceci de Vecchi, se ofreció a llevarme al dua, luego trasladarme a la charla, y por ultimo traerme sano y salvo a casita. Solo falto que me trajera seco, pero no pudo evitar que me mojara… llovió demasiado!!!
Otro tema que tenía que resolver era quien me iba a filmar si Diana no venía. Pucha, no me había dado cuenta de lo importante que era Diana!!!! Me acorde de un muchacho que está haciendo un trabajo practico para la facultad sobre mi persona, que tiene buen estado físico y que tenía ganas de venir al dua a verme. Lo llame a las 22:30hs:” Ferchu, venis al dua ? si “bueno, entonces traete ropa para correr y preparate para mojarte porque te voy a dar una cámara para que nos vengas a filmar!!!” Por suerte parece que es muy buen alumno y sin chistar contesto que sí. Encantado!
Listo, ya estaba todo bajo control nuevamente.
Sábado 11hs, comienza la partida para la cita.
Llegamos a la acreditación, saludo a mucha gente linda conocida, aparece Juan, y vamos juntos a retirar el kit.
Juan se encarga de ir a ver los detalles de la bici, y yo me encargo de lo que mejor me sale: hacer sociales y dar notas.
El clima horrible, frío, lluvia,viento… mi cabecita empieza a pensar…. podremos tener bien el control de la bici con un piso tan resbaladizo? podre comunicarme bien con Juan si es que debo competir sin audífonos por la lluvia ? “Martin, está todo bajo control” decía Juan, lo que le sobraba era confianza.
Decidí ir con el asiento bajo, para poder usar mi piernas como apoyo ante algún obstáculo impensado. Por la misma razón había decidido correr con pedales comunes y no con los zapatos de ciclismo con trabas.
La carrera estaba anunciada para las 14hs… a la 13:45hs, ya me fui a cambiar, me saque todo el abrigo, y fui para la zona de largada. Ahí me entere que se postergo media hora. No solo temblaba por estar desabrigado en esa no tan dulce espera, sino que incluso estaba preocupado porque no me iban a dar los tiempos para salir y llegar a horario adonde debía disertar.

dua silla der ruedas
Se largó la carrera, no me pregunten que pasó, solo sé que en los primeros 100 metros tire una valla y patee a una persona. Parece que Juan todavía no había tomado consciencia que al paquete que tenia del otro lado de la soga, o sea YO, había que avisarle que se acerque cuando había algo o alguien…. Pero por suerte luego de eso, Juan puso lo que hay que poner, y comenzamos a disfrutar toda la carrera. Completamos el primer tramo de running, entramos al parque cerrado, Juan se sacó su prótesis, nos pusimos los cascos, subimos a la bici y arrancamos. La verdad es que Juan tenía un dominio absoluto de la situación, ni le importó lo patinoso que estaba el piso, me indicaba tocándome la mano derecha para que acelere, y la izquierda cuando debía tener cuidado con algo o para que descienda la velocidad.
dua c geny 2
Terminamos las 4 vueltas, volvimos a entrar al parque cerrado para dejar la bici y ponerse nuevamente la prótesis y a correr los últimos metros.
Y así llegamos a la meta. Un gran abrazo con Juan, y luego no sé mas que pasó… me fui corriendo al auto para rumbear al otro lugar en el que me estaban esperando!
Lo que SI les puedo contar es la sensación que me dejo esta experiancia: una enorme satisfacción por un nuevo desafío logrado! Esperemos que sirva para que cada vez más y más chicos con algún tipo de dificultad, se den cuenta de que con actitud y buena onda, es posible hacer mucho más de lo que creen, y de que el deporte es una terapia maravillosa. La mejor terapia!

dua 3

 

dua c geny 1