Crónica Maratón New York 2016 por Martín Kremen

New York sábado 5 de noviembre,16HS. En el Coffee House de la 42 y 11, frente a mi hotel, acordamos junto a mis guías el encuentro para conocernos.

estatuaYa basta de fotos con la estatua, caminatas por Time Square, cafecitos en Starbucks y shopping con la familia.En algún momento tenía que empezar a pensar en el maratón !!!!
Llegamos con Hernán, y nos estaba esperando Michael, un canadiense de 26 años, que se vino de Toronto solo para la ocasión. No habla una palabra de español, Hernán no habla ingles, y yo no entendia cuando me hablaban a mi en inglés. Asi que Hernan me dice “preguntale a Michael” bla bla “, yo le preguntaba en inglés a Michael, él contestaba, Hernan entendía la respuesta y luego me traducía lo que entendía. A cualquier que dijera que parecíamos 3 ridículos, no tenia fundamentos para contradecirlos.
Al rato llega Cesar, un madrileño de 30 años, que desde hace 3 por cuestiones laborales vive en New York. Nos entendimos a la perfección enseguida, incluso tiene esa ironia fina que a mí me gusta, para meter pimienta en nuestras conversaciones.
Ambos habían sido convocados para guiar a un ciego que venia a buscar podio, asi que fue un poco incómodo tener que contarles de mi lesión y que por ende el objetivo pasaba ser otro. No se si fue educación o sinceridad, pero ambos me dieron a entender que ellos estaban para ayudar, que no me preocupara, Y YO LES CREI !!!.
Acordamos entonces encontrarnos a la mañana siguiente en el bus provisto por la organización, el cual nos trasladaría al punto de largada.
Cuando llegue allí me encontré con mi escritora favorita, Cecilia de Vecchi, quien se había anotado como voluntaria en el maratón para poder seguir de cerca todos mis movimientos.
Junto a ella fuimos a caminar y saludar a todos los atletas con discapacidad visual. Rusos, noruegos, israelíes, peruanos, japoneses, americanos, ecuatorianos, colombianos y ya no recuerdo cuantos más. Por suerte Ceci me ayudaba con las respuestas de ellos cuando la conversación era in english.
Ceci quería hacer una ayuda a la comunidad y no quería que los chicos dejaran de tener el honor de conocer al gran #ironkremen en persona … ja jaja !!!
Al ratito se acerca Hernan para avisarme que ya tenemos que ir a estirar. Que tipo molesto, la estaba pasando bomba haciendo sociales !!! Y entonces ya cuando íbamos al puente de largada me di cuenta de que me importaba un comino la lesion y falta de entrenamiento. Tenia la adrenalina a full y una confianza enorme en que iba completar la Carrera!
Teníamos 3 objetivos, el primero y principal, llegar. El segundo, lograrlo sin caminar en ningun momento y el tercero, tratar de bajar las 4 horas, que era un objetivo ambicioso considerando mi estado actual.
Con el tema de Frank Sinatra, cantando New York New York, se largo la carrera.
Hernan con la soga, Mike marcando el ritmo y Cesar asistiéndonos

corriendo-nycLa verdad es que el griterio de toda la gente era infernal. No lograba escuchar nada de lo que me decían los guías, pero por suerte con Hernán ya llevamos muchas batallas juntos, con lo cual sin necesidad de escucharlo entiendo sus movimientos.
Sentía que íbamos lento, aceleraba un poco el paso, pero Hernán me frenaba, consciente de que no me convenía ir rápido…
Ibamos pasando por Bay Ridge, 3rd & 4th Ave en Brooklyn, Lafayette…
El aliento de la gente era increíble! aparte todas las chicas gritaban desaforadas cuando me veian pasar. Cesar estaba con la autoestima alta porque sentia que nunca lo habían piropeado tanto las mujeres, lástima por él que después se enteró que todos los gritos eran para mí (yo sabia que tengo mi pinta y siempre la rompo pero en el exterior fue una novedad , ja !!!)
Pasaban los kilómetros y seguía estimulado, quería acelerar, pero el pelado me seguía frenando y me decía que fuera mas suave . que tipo aburrido !!!!
Recién en el kilómetro 30 por primera vez le pregunte el tiempo que llevábamos. Y cuando me lo dijo, resulta que estábamos yendo mucho mas rápido de lo planificado. Sabia que yendo incluso un poco más lento, me aseguraba hacer el tiempo que queria, y dando la razón al profe, decidi disminuir la velocidad especulando cumplir la marca antes que acelerar y vaya uno a saber si llegaba a tener una sorpresita desagradable.
Y así seguimos cruzando puentes, Manhattan, 1st Ave. 5th Ave. Central Park… y llegamos a la meta disfrutando mucho y sintiendo que llegaba entero.

new-york-2016
Gran abrazo con todo el equipo de guías y a los minutitos me di cuenta de que no estaba tan entero como creía: mareo, temblaba de frío y comencé a sentir las piernas cargadísimas a tal punto que me costaba caminar…
Me tuve que tirar al piso durante unos cuantos minutos para recobrar energía.
Al ratito aprecio Toto, que no se como hizo para colarse y meterse en el sector de finishers, asi que me tuve que levantar para que se de cuenta que su padre es el verdadero #ironkremen!!! Luego llego el resto de la familia y nos fuimos para el hotel
Tengo muchísimos agradecimientos para hacer pero ahora quiero irme a dormir, así que luego les estaré escribiendo nuevamente.
Los quiero mucho a todos los que de una u otra forma, me ayudaron o contagiaron buena onda para que este sueño se haya hecho realidad!
GRACIAS!!!!