Martín, una historia de superación

Quien se llevó todos los aplausos de esta sexta edición del Cruce Osde Tandilia fue Martín Kremenchuzky, un maratonista ciego de Capital Federal quien compitió sobre los 21k junto a la atleta local Andrea Castillo.

con andrea castillo

 

 

Acorde a mis expectativas, salió todo mucho mejor de lo que pensaba. La verdad es que con Andrea nos pudimos entender muy bien, sentí una conexión especial con ella”, dijo Martín, quien perdió la vista hace siete años por una enfermedad genética.

“Para ser sincero, me daba bastante temor previo a la competencia porque una carrera de este tipo es mucho más complicado para nosotros por todos los obstáculos que hay. Tenía miedo por Andrea, ya que al ser más bajita y liviana que yo, la podía tirar con cualquier tropezón mío, pero la verdad es que es una leona, se la bancó muy bien”, aseguró Martín.

En cuanto a su vida y a los obstáculos que tuvo que enfrentar, Martín Kremenchuzky, aseguró que “cuando veía, era un tipo quejoso, materialista y todo era un problema para mí. Desde que estoy ciego, soy mucho más feliz. Me di cuenta que todo está en la cabeza, es una cuestión de actitud, de valorar las cosas que tenemos, de no subestimar absolutamente a nada ni nadie”. Por último, dijo que hace cinco años atrás, no había forma de ser feliz, él era una mochila para todos:“Yo tomé una actitud de ir siempre al frente. Tengo la suerte de tener cómplices al lado mío en cada uno de los desafíos que encaro, pero es necesario tener confianza en uno mismo, determinación y perseverancia”.

Por último, en referencia a la competencia agregó que vivió un clima familiar muy agradable y sintió el apoyo de todos los tandilenses.

Por su parte Andrea Castillo, acompañante terapéutico y Personal trainers Internacional, quien guió a Martín expresó que fue el mejor podio de su vida, le llenó el alma, se emocionó hasta los huesos  y que sin duda alguna fue una experiencia muy fuerte que la puso en situación de privilegio al tener esta posibilidad de correr junto a semejante deportista y ejemplo de vida: “para mi fue un honor que Martín haya aceptado mi propuesta, y haber podido colaborar para que dejara en Tandil su mensaje de que a pesar de los obstáculos que se presentan “¡se puede!””.

Link original en “El diario de Tandil”

http://www.eldiariodetandil.com/2016/01/20/martin-una-historia-de-superacion/