• Home
  • MK Media
  • Martin Kremenchuzky: Un triatleta fuera de límite! (Revista Cuerpo y Mente de Deportes)

Martin Kremenchuzky: Un triatleta fuera de límite! (Revista Cuerpo y Mente de Deportes)

Un triatleta fuera de límite

Para Martín Kremenchuzky, el deporte fue su tabla de salvación y terapia. Producto de una enfermedad genética (Síndrome de Usher) es ciego e hipoacúsico.  Comenzó a correr para sentirse vital, y con el atletismo vino luego la práctica de otras disciplinas. Claro que el suyo no es un entrenamiento convencional.  Lo cuenta en esta entrevista.

-cym1¿Cuánto tiempo hace que entrenás?

– Comencé a hacer  atletismo  hace 4 años, natación hace 2 años y ciclismo  18 meses. También llevo 4 años con remo.

-¿Quiénes ayudan a desarrollar tu trabajo?

- En atletismo han variado los entrenadores a lo largo del tiempo. Al principio era con un personal trainer, luego entrenaba en un running team con amigos, y cuando ya tuve un buen nivel me vi obligado a entrenar con guías calificados si quería progresar. Actualmente entreno en el CENARD, en Sport Club y en el Circuito KDT. Me acompañan Hernán Rotbard en atletismo, Claudio Valiente en natación, Luis Rizzo en ciclismo y Germán Vilar en musculación, todos ellos bajo la supervisión de Abayuba Rodríguez, Director de la Escuela Argentina de Triatlón. También cuento con Ariel “Pájaro” Scavo como mi guía en carreras de aventura y recreación.    

-¿Qué condiciones debe tener un preparador físico con una persona de tus características?

-Debe tener, mínimo, mi aptitud física, mucha paciencia, voluntad, y conocimientos del tema. Demás está decir que debe comprometerse  y estar atento a posibles obstáculos.

-¿En qué consiste el entrenamiento?

– En atletismo consiste en pasadas o fondos dependiendo el día y el objetivo. En natación  pueden ser  muy diferentes los entrenamientos entre sí, según sean de técnica, velocidad, resistencia, y de acuerdo a los estilos. En ciclismo  puede ser en tandem o spining.

-¿Sentís que el tuyo es un esfuerzo mayor?

– Creo que debo esforzarme mucho más que alguien que ve porque en el caso de atletismo o ciclismo  el no poder apreciar  el paisaje y alrededores lo hace más denso. Aparte, en atletismo  a veces estoy tenso dependiendo  si estamos entrenando en algún lugar con posible obstáculo, y en natación siempre estoy tenso por  temor a golpearme la mano cuando llego a cada extremo de la piscina.

Hay que tener en cuenta, además, que sólo puedo ir a entrenar en el momento que he coordinado con mi guía.

-¿Qué te motiva a entrenar?

– Me motivan las competencias que tengo en la mira. Disfruto muchísimo  participar en competencias, en algunos casos para ir a mejorar mi marca,  en otros simplemente por disfrute.

-¿Físicamente, qué sentidos o capacidades te ha permitido desarrollar la práctica de deportes?

– En mi caso particular, que tengo problemas de equilibrio, me ha ayudado mucho a tener mejor control del cuerpo. Y si consideramos que para escuchar necesito que me hablen de cerca, el estar ágil hace que no tenga problemas para levantarme y acercarme a la persona que habla.

cym2-¿Tenés amigos atletas? ¿Cómo es la relación con ellos?

– Tengo muchos amigos atletas y la relación es excelente. Disfruto las charlas para intercambiar ideas y experiencias. Compartimos tanto experiencias deportivas como cuestiones personales.

-¿Qué peso ha tenido y tiene tu hijo en la determinación de tus acciones?

– Mi hijo fue el  motor para comenzar a entrenar. Originalmente  lo hacía para que tuviera un padre activo. Hoy en día ya entreno por mí mismo, aunque siempre pienso en hacer podio sólo para regalarle otro trofeo a él. Los colecciona  con muchísimo orgullo y amor.

-¿Cómo es un día en tu vida?

-Un día mío  consiste en estar 5 ó 6 horas en el trabajo*, tres horas entrenando, y el resto del tiempo a veces con mi hijo, a veces con mi novia, y uno que otro día con algún curso. En el tiempo que destino al entrenamiento, una hora es de logística.  Aparte, una vez por semana me junto a tomar algo con algún amigo y otro día a comer con mi familia.

-¿Sentís que sos un ejemplo?

-Sinceramente, no me  sentía un ejemplo para nada, pero en los lugares de entrenamiento (running team, club, donde siempre me ven haciendo chistes, de buen humor, y encima ejercitando duro), son unos cuantos los me dicen que los inspiro a entrenar. Un poco eso me hizo creer que puedo serlo.

 

www.facebook.com/martin.kremenchuzky

* Martin es Ingeniero en Sistemas y tiene una empresa que hace software a “medida”. Si bien no puede programar por obvias razones, tiene gente que programa por él y él se ocupa de la parte comercial.

Presencia imprescindible, el guía

El relato de Martín acerca de la persona que necesariamente debe acompañarlo en cada entrenamiento.

Para quienes no conocen del tema, el triatlón es un deporte conformado por tres disciplinas: natación, ciclismo y running.  

Hay diferentes modalidades de triatlón según la distancia. Natación, desde 500 a 4000 mts; en bici, de 20 a 180 km y corriendo de 5 a 42 km.

Cada una de estas disciplinas se entrena en forma independiente pero el día de la competencia se realizan las 3 en forma consecutiva.

En mi caso particular los entrenamientos difieren de los de un triatleta convencional.  

Por ejemplo, en natación necesito un andarivel exclusivo para mí, no solo porque no veo sino porque debo sacarme los audífonos cuando entro al agua, por lo que en ese momento soy ciego  y sordo. Para orientarme y saber cuándo llego al extremo de la piscina cuento la cantidad de brazadas.

Para pedalear utilizo un TAMDEM que es una bicicleta con doble asiento y pedales para poder ir con un guía. En los entrenamientos también puedo utilizar una bicicleta fija.

Por último, con respecto al running también necesito un guía. En ese caso corro con una soga corta entre su mano derecha y mi mano izquierda. Si el entrenamiento es de pasadas, o sea de velocidad, debería ser realizado en una pista de atletismo donde no hay obstáculos. En cambio si el trabajo a realizar es un fondo, o sea un entrenamiento de resistencia, puede hacerse incluso hasta en la calle.  

Ya en competencia debo ir con el mismo guía para las 3 disciplinas.

En el agua la única forma de indicarme la dirección es por medio del tacto, y  la codificación que adoptamos es palmearme del lado hacia el que me tengo que dirigir.

En la bicicleta, el guía debe ser especialmente cauteloso en los retomes, dobladas o cuando hay alguna loma, pozo, vía, etc. También debe indicarme cuándo acelerar, aflojar o pedalear parado.  Él es el responsable tanto de maniobrar como así también de hacer los cambios.

En la parte de running, las indicaciones se refieren a posibles obstáculos en el suelo o cambios de dirección y deben ser precisas en tiempo y forma.  

También el guía es quien debe recibir la hidratación que se nos provee para luego pasármela. Otro rol suyo es el de informarme acerca de distancias, tiempos y ritmos.  

Conclusión: El guía de un triatleta ciego debe ser superior al mismo en técnica y aptitud física dado que eso le permitirá no solo soportar la exigencia de la competencia sino también cumplir con su rol de guía.  

De esta manera el atleta no vidente podrá maximizar su rendimiento como así también evitar posibles accidentes. La confianza y seguridad que transmite el guía incide directamente en el resultado de la competencia dado que generara menos ruido y mayor fluidez en la comunicación.  

El impulso de unos con otros

Actualmente, nuestro protagonista está experimentando correr aliado con otros discapacitados. La idea es integrar capacidades – destaca.

En mayo pasado, en la Maratón de la Salud organizada por la Universidad Austral, Martín fue el conductor de Ariel Fernández, un chico de 17 años con parálisis cerebral y en silla de ruedas al que acompañó durante los 3 kilómetros de recorrido orientados por el guía Ariel Scavo.

El domingo 1º de junio, durante la Maratón del Ejército, la integración fue con Ramiro Cattani, un chico con Síndrome de Down, quien fue su guía para recorrer los 10 km. Juntos subieron al podio a recibir sus copas

Respondiendo, además, a su propio impulso, Martín se acaba de inscribir en el Ironman de Florianópolis 2015. En dos horas terminaron las vacantes. Después de haber realizado el Medio Ironman de Concordia en abril pasado, ahora sus objetivos son Medio Ironman de Punta del Este en diciembre, y Medio Ironman de Colonia en febrero de 2015, para luego llegar al Ironman de Brasil.